coños

charlyedo

personal foto

Proyecto personal  "El libro de los coños sorprendentes. No hay más vagina que la que arde"


Este  proyecto-homenaje, surgió como generalmente me sucede,  vagabundeando la mirada. De una observación consciente pero a la vez holgazana. De recoger muestras de esa naturaleza que siempre nos susurra a nuestro paso, y que a poco que la atendamos sabe satisfacer las más exigentes elucubraciones.

Ese es siempre el primer pálpito, un empujón creativo que empieza a fructificar en imágenes y que poco a poco trascienden a sí mismas, embarcándote en una aventura imprescindible.

La  Santa Vagina de la cual venimos todos los simios, es una fuente inagotable de sobresaltos, un cántaro de carne palpitante, perfumado, generoso, productivo y vital.

 

Me estoy refiriendo también, a una suerte de Triángulo de las Bermudas, donde se pierde el horizonte, las llaves y con frecuencia la cordura. A poco que naveguemos por sus turbulentas aguas, sus cantos de sirena amansan a las fieras de mil batallas perdidas.

La idea es recrear, bajo la luz del más amplio de los aprecios personales, este espacio íntimo, no por conocido menos explorado. Y hacerlo bajo la atenta dictadura del ánimo creativo. Ese que a lo largo de las imágenes nos haga compartir recuerdos, frustraciones y vagas ensoñaciones.

Los escenarios fotográficos se reparten entre mi plató de un pueblo del Teruel de cielos infinitos, de nombre campesino, Torrijo del Campo, para más señas, y mi diminuto rincón de la Barcelona increíble, mediterránea, exuberante...

Los materiales variados, como variados son las imaginarias modelos, vienen y van de suelos fecundos, donde ramas, briznas, pieles, pelos o estropajos, arropan esta Divina Comedia, particular.

Plasmarlo en un libro sería lo suyo, siempre temo por la precariedad de la imagen digital, siempre buscando refugio en el papel. Pero ya se verá.  Como la gente que me trata sabe, la gracia está en el camino, entonces ojala no lleguemos nunca. Goza a cada paso, goza en la composición de cada toma. Escucha  las voces de tu alrededor y atiende a las luces y sombras de este escurridizo presente, como si tuviera que acabarse el mundo tras el estallido del flash.

Eso  es todo amigas, como siempre se admiten sugerencias, comentarios y críticas despiada-das, pero si  por casualidad os mola, manteneros en silencio,  que no hay nada más inmovilizante que los  halagos. Chao!!!!

 

Copyright ©  All Rights Reserved